¿Qué pasa si es inversor o cliente del Banco Popular?

La adquisición del Banco Popular por parte del Banco Santander por un euro, conlleva la ampliación de capital en 7.000 millones que servirán para reforzar el balance de la entidad presidida por Emilio Saracho. No obstante, la operación no afecta por igual a clientes e inversores.

Los mayores perjudicados serán los 300.000 accionistas y tenedores de deuda del Popular, que perderán la totalidad de su inversión tras la venta de la entidad. No obstante, podrán acudir a los tribunales, una eventualidad que ya ha tenido en cuenta el Santander, que podría destinar parte de su ampliación de capital de 7.000 millones a cubrirse contra estas posibles contingencias.

De esta forma, las acciones han pasado a cero y con su valor se ha amortizado la operación para evitar financiarla con dinero público.

Leer más…